blogAzul

Este blog es el 'cuaderno de bitácora' de Mutua Navarra.
A través de él informamos a nuestros asociados de las últimas novedades en seguridad laboral y les animamos
a sumarse a nuestra línea azul de la salud.
Ir a Mutua Navarra.
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Despliegue de la estrategia - Mutua Navarra

 

Cómo líder de una organización o de un equipo de trabajo, ya debes haber leído mucho sobre definición de estrategias e incluso sobre las principales razones por las que falla la ejecución de la estrategia. En contraste, este artículo busca darte algunas recomendaciones que te permitirán garantizar el correcto despliegue de la estrategia alineada a una visión común, retadora y concreta. La respuesta no puede girar en torno a un tema diferente que no sean las personas, que lo son todo para este objetivo y, quienes sin importar el nivel en el que estén dentro de la organización, deben conocer y entender su contribución a la estrategia.

 

Tu papel como líder consiste en lograr involucrar a tus colaboradores con la estrategia, debes conocer a tu equipo para encontrar la forma de conectar a cada uno de ellos con los objetivos organizacionales y así lograr que trabajen por convicción. Si la movilización es por imposición o por miedo, generalmente no se consiguen los resultados. Tu día a día, tiene que estar enfocado hacia empoderar y dar las herramientas a tus colaboradores para el logro de sus resultados. Todo ello con base a una profunda transformación cultural en la compañía.

 

Para ello, es importante apoyarse en metodologías que de forma precisa te conduzcan hacia el éxito, como es el caso de “Alineación Total”, que logra la alineación e integración a través de cinco fases: Visión y Estrategia, Mapa de Alineación, Asignación de responsabilidades, Seguimiento de indicadores y Modelo de Gestión.

 

“Tu papel como líder consiste en lograr involucrar a tus colaboradores en la estrategia”

 

La visión y estrategia deben ser creativas, claras y medibles, de modo que se pueda establecer un Mapa de Alineación compuesto de indicadores y proyectos que permitan monitorear su cumplimiento. Es clave realizar un proceso de asignación de responsabilidades sobre el resultado de los indicadores a las personas, incluso cuando hay varios involucrados, dejando claro el alcance de cada colaborador. Ya con los indicadores asignados a las personas, se debe garantizar el Seguimiento de indicadores que brinde información confiable para monitorear su aporte a la estrategia, con el fin de que puedan tomar decisiones.

 

Como última fase del proceso de “Alineación Total”, es importante tener un modelo de gestión definido, que te permita asegurar el despliegue de la estrategia hacia acciones concretas, con base en cuatro elementos principales: la preparación (1), la ejecución (2) y el seguimiento (3) de las reuniones, así como el análisis (4) del impacto logrado durante el proceso que garantiza un aprendizaje para iniciar nuevamente el ciclo, buscando una mejora continua en mi gestión.

 

A continuación se describen estos cuatro elementos principales:

  • – 1. Preparación de reuniones
  • – 2. Ejecución de las reuniones
  • – 3. Seguimiento
  • – 4. Proceso de aprendizaje

 

1. Preparación de Reuniones

En primer lugar, debes asegurar la confiabilidad de los datos que vas a usar con tu equipo. Y a partir de esos datos, realizar un análisis con el fin de identificar el problema u oportunidad que quieres trabajar durante la reunión.

Adicionalmente, es importante que pienses en los principales actores que deben participar en el espacio de análisis y solución del problema, con el fin de solicitar su participación y preparación previa.

Al mismo tiempo, es necesario que logres tener foco en la reunión, por lo que una premisa debiera ser “menos es más”, cuanta mayor claridad y enfoque en pocos temas le des a la convocatoria, mejor resultado obtendrás en tu reunión.

Plasmar con precisión el principal objetivo de la reunión, definir qué necesitan los colaboradores para que vengan preparados, y solicitar apoyarse en datos y hechos, asegura que tu reunión sea un éxito.

 

2. Ejecución de las reuniones

Dentro del modelo de gestión hay dos espacios de trabajo que te ayudan a dar foco y motivar a tus colaboradores:

  • La Reunión de Equipo (RE) centrada en tus resultados como líder, en la cual convocas a tu equipo para trabajar sobre uno de tus indicadores.
  • Y la Reunión Vertical (RV) enfocada hacia uno de tus colaboradores, en la cual revisas como puedes apoyar a tu colaborador a mejorar uno de sus indicadores.

En el momento de la ejecución de la reunión de equipo, es importante que centres a tus colaboradores en la construcción de un plan de acción para aprovechar al máximo su conocimiento y experiencia, enfocando los esfuerzos hacia el problema que como líder has definido previamente, buscando involucrar a todos aquellos que puedan movilizar el resultado y haciendo que se comprometan con la solución del problema.

“Debes impulsar una transformación cultural para que movilices al equipo hacia una cultura de búsqueda de soluciones en lugar de excusas

Es fundamental que guíes al equipo en la construcción del plan de acción generando un ambiente creativo, y a la vez ordenado, de análisis de causas raíces, definición de estrategias de solución, un objetivo tangible y unos compromisos que garanticen la solución del problema, procurando centrar al equipo en lo que está a su alcance y no dejando la responsabilidad en terceros.

Como líder debes impulsar una transformación cultural que movilice a tu equipo hacia una cultura de búsqueda de soluciones, en lugar de excusas y culpables de por qué no se dieron los resultados.

Te recomendamos establecer reglas de juego como un “código de conducta”, que le permita al equipo tener enfoque, respeto, participación, desprendimiento de ideas, etc., haciendo que la reunión fluya.

Por otra parte, es de gran ayuda que involucres a algunos miembros del equipo con los roles de monitor y anotador. El primero, será el encargado de cuidar que el código de conducta se respete durante la reunión y el segundo, tendrá que tomar nota de las conclusiones de la reunión.

Te sugerimos que para todos los temas que trabajes con el equipo, llegues a una conclusión que podrá ser un acuerdo; que se entiende cuando el grupo define acción o situación que quieren que se esté dando de ahora en adelante, o un compromiso; entendida como una actividad que tiene una fecha, un entregable y un responsable único que acepta el compromiso de ejecutar dicha actividad.

Para que la reunión sea integral es importante incluir espacios para conversar sobre la cultura organizacional y el trabajo en equipo, ya que eso potencializará la contribución de cada miembro del equipo e impactará finalmente en un mejor resultado.

Es importante que tengas claro que el objetivo de una reunión de equipo es que cada colaborador salga enfocado y motivado, de modo que te invitamos a usar tu creatividad, experiencia y conocimiento para lograr este objetivo.

En cuanto a la reunión vertical,  tu rol como líder es ser un coach para el colaborador con el que estés reunido, cuestionando, tratando de entenderle, mostrando tu apoyo y dándole guía para que consiga el resultado.

Tu colaborador tiene que acudir a la reunión con un plan de acción previamente trabajado con un análisis, discusión y propuestas de mejora para compartir y complementarlas contigo.

En este caso, tu objetivo es darle foco a la persona sobre los asuntos más críticos de su gestión, apoyo en lo que requiera por tu parte y motivación para que sienta que es capaz de conseguir los resultados que tú y la compañía esperan de su desempeño.

 

 3. Seguimiento

Como líder, tu tarea no está solo en preparar y ejecutar buenas reuniones, también eres el responsable de hacer un seguimiento puntual a los compromisos pactados y a prestar todo el apoyo a tu equipo de trabajo.

Es tu papel como líder, garantizar que tu equipo ejecute los compromisos en la fecha y con la calidad requerida para el logro de los resultados.

 

4. Proceso de aprendizaje

El proceso de aprendizaje es realmente una etapa transversal a todo el ciclo de preparación, ejecución y seguimiento a las reuniones, que considera una actitud flexible durante todo el ciclo, analizando posibles cambios de rumbo o potencialización de algunas estrategias durante la ejecución del plan de acción definido, basado en lo que está sucediendo y en la nueva información a la que tiene acceso el equipo.

Se entiende el proceso como algo dinámico que necesita ser ajustado con base en la experiencia que va adquiriendo el grupo durante su ejecución o cambios en el entorno en el cuál se desempeña la empresa.

Para el logro de tus resultados, es importante articular el aporte a la estrategia de los siguientes niveles, dando seguimiento y acompañando la ejecución de reuniones en los equipos de tus colaboradores, que garanticen que cada quien en el nivel apropiado está interviniendo los temas que corresponden a su alcance.

Solo te queda ponerte en la tarea, como líder, de generar un entorno de confianza, transparencia, creatividad y motivación con tus equipos de trabajo, para que cada colaborador saque el máximo de su potencial.

 

Sandra Barbosa y Sergio Ona, consultores de Alineación Total en Infotrac Inc.

SOna PBarbosa Colaboradores Infotrac Inc

Los elementos descritos en este artículo están basados en nuestra experiencia como consultores y especialmente en la aplicación de una metodología de despliegue estratégico llamada “Alineación Total”.

Etiquetas: , ,

¿Qué Opinas?

Nombre obligatorio

Sitio Web