blogAzul

Este blog es el 'cuaderno de bitácora' de Mutua Navarra.
A través de él informamos a nuestros asociados de las últimas novedades en seguridad laboral y les animamos
a sumarse a nuestra línea azul de la salud.
Ir a Mutua Navarra.
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
  • Bajo el lema “¿Quieres aprender a salvar vidas?” el personal sanitario del  Hospital García Orcoyen, en Estella, explicó a los asistentes a la jornada las nociones fundamentales  para llevar a cabo una correcta cadena de supervivencia básica.
  • Colaboraron en este acto el personal de Atención Primaria en la zona, la asociación “El ABC que salva vidas”, Mutua Navarra y el Colegio de Médicos de Navarra.

 

Las Doctoras Mª José Redín Sagredo  y Mercedes Donázar colaboradoras de Mutua Navarra

Las Doctoras Mª José Redín Sagredo y Mercedes Donázar colaboradoras de Mutua Navarra

Cómo actuar ante una parada cardiorespiratoria

Por segundo año consecutivo, un grupo de médicos voluntarios del Hospital García Orcoyen de Estella-Lizarra ofreció en la plaza de Los Fueros una jornada dedicada a la enseñanza de la realización de maniobra de Reanimación Cardiopulmonar o RCP.

 

La instrucción y el aprendizaje de las técnicas de supervivencia básica se llevó a cabo con ocho muñecos de entrenamiento con desfibrilador, bajo las pautas e indicaciones de los médicos y el personal sanitario estellés. Muta Navarra aportó un desfibrilador semiautomático disponible en una de sus sedes para explicar a las personas presentes cómo y en qué circunstancias emplearlo.

 

En la actualidad hay cada vez más centros y lugares públicos en España que disponen de desfibriladores, pero la mayoría de la gente no sabe cómo usarlo” – explica la Dra. Mercedes Donázar, médico en Mutua Navarra que asistió como instructora a la jornada.

 

El primer paso ante una emergencia consistirá en averiguar en qué estado se encuentra la persona: comprobar si está consciente o inconsciente.  Con cuidado, empujaremos o sacudiremos ligeramente el cuerpo de la persona para ver si responde o no al estímulo.

 

Si la persona reacciona a este estímulo y comprobamos que sea capaz de respirar, podremos colocar su cuerpo en posición lateral de seguridad. Si la persona no respira, y contamos con el conocimiento necesario para llevar a cabo la técnica de socorro, es entonces cuando debemos aplicar la maniobra de reanimación cardiopulmonar o RCP, colocando las manos en el centro del pecho y ejerciendo presión  en los tiempos establecidos.

“Lo importante de esta jornada es que personas que estaban de paso en la calle recibieron una formación breve y un conocimiento que antes no tenían”.  Dra. Mercedes Donázar

La maniobra de RCP debe suponer al menos 100 compresiones por minuto. Desde la asociación El ABC que salva vidas aconsejan recurrir a dos canciones como recurso para marcar el ritmo del masaje: concretamente la Macarena o el Stayin’ Alive de los Bee Gees, que coinciden con  la velocidad media para que el ejercicio sea efectivo.

 

En cualquier caso, recuerdan la importancia de contactar con los servicios de emergencia, en el 112, ya que podrán intervenir aportando las instrucciones necesarias para actuar correctamente y enviar, si fuera necesario, una ambulancia medicalizada.

“Hay que concienciar a las personas de que muchas paradas cardiorrespiratorias se producen estando en casa y en compañía; es importante que quieran aprender esta técnica para poder ayudar en se momento” Dra. Mª José Redín Sagredo.

El personal sanitario podrá hacer uso en ese momento de los desfibriladores para generar una corriente que permita tratar de devolver al corazón un ritmo constante, aplicando un ritmo cardiaco concreto o fibrilación ventricular.  Es muy importante mantener distancia con la persona para que quien asiste no reciba una descarga de electricidad.

 

Iniciativas de este tipo preparan a las personas para poder superar el miedo o los nervios ante una situación de emergencia, como una parada cardiaca. “Podemos ser su mejor oportunidad para que sobreviva”, apunta la Dra. Mª José Redín Sagredo, del Hospital García Orcoyen. La médico nos recuerda que el tiempo medio de respuesta de una  ambulancia puede situarse entre los 10 y 20 min. “Si ese tiempo pasa y nadie le ha atendido, una persona tiene muy pocas posibilidades de subsistir”

Etiquetas: , , ,

¿Qué Opinas?

Nombre obligatorio

Sitio Web